Lo último del Búho...

Editoriales
0

Aquí y Ahora: MARÍA PUMAR

FINA ESTAMPA

Por Jonás Perea Muñoz

Hace un par de años, en el marco de la noche de los museos de La Cumbre, paseo que me gusta hacer, visitamos junto a mi hermana Lara, el taller de María del Carmen. Descubrimos un hermoso lugar, apropiado al uso y al despliegue de la labor creativa. Entre prensas y papeles, sus obras, copaban el espacio. Su basta producción, en distintos soportes, formatos y técnicas muy variadas, reunían un nivel de cuidado consciente en la confección de cada una de sus piezas.

Tomé su tarjeta con la idea de retomar clases de grabado, y quedó en casa, entre papeles. Al momento de seleccionar Artistas para una de las Muestras del Ciclo CA Arte 2018, que organizamos junto al Colegio de Arquitectos de Villa Carlos Paz, me pareció que su obra encajaba perfectamente en el espacio, y así fue. Mi impresión fue la misma al momento de Invitar a los artistas de este ciclo.
He aquí su entrevista:

________________________________________________

– ¿Cómo es un día en tu taller? (detalles de la vida cotidiana).

Desde hace unos años la tarea en mi taller se vió algo alterada por mi incursión en nuevos negocios vinculados a las artes: La Gumersinda Antiques & Art , espacio de venta y exposición de antiguedades, objetos de diseño y arte, fuera de mi taller, me demanda casi tiempo completo…
Mi dia comienza con un desayuno obligado, me subo al auto hasta el centro del pueblo donde atiendo los menesteres de La Gumersinda hasta pasado el mediodía y al que vuelvo sobre la tarde para continuar con esa tarea hasta bien entrada la noche.
La siesta serrana es el tiempo que dedico al trabajo en mi casa Taller de Grabado Las Grullas. Ese horario se me hace propicio para pensar, observar, buscar imágenes, metáforas, materiales , información y procesos que me llevarán a la creación… el resultado lo vuelco en mis cuadernos de bitácora que se convierten en memoria activa para la posterior producción.

– ¿Cuando trabajas?

La producción concreta la llevo a cabo entre domingo y martes , días en que me tomo licencia mercantil para poder liberar mi cuerpo y mente en el diseño de mi obra. Necesito contar con dias libres, sin interrupciones, aunque solo trabaje unas pocas horas, mi concentración al 100% sobre lo que quiero expresar… mis mejores horarios de producción son los nocturnos… me identifico con los felinos que tienen mejor visión en la oscuridad, en mi caso el silencio y la oscuridad de la noche le aporta información y luz a mis ideas .
Cuando una de esas ideas se vuelve realidad a través de la obra, ya no me importa amanecer dentro del taller al día siguiente sin haber dormido entre tintas, papeles, prensa y materiales dispuestos por doquier…

– ¿Cuándo nace la obra?

La obra puede nacer en cualquier momento…
Es una constante en mi tener cientos de ideas en paralelo…
Puede surgir la cola en el supermercado, en una espera en el dentista, atendiendo un cliente en el negocio, leyendo un libro, regando mi jardín, viajando o incluso durmiendo, muchas veces me despierto con una idea que surgió durante el sueño…
El mundo que me abarca me repleta de ideas….
Lo difícil en mi no es llegar a la idea, sino desenmarañarlas y seleccionar por cual comenzar… a cual dar prioridad…
Ese es un trabajo ardúo , es una lucha interna que también me frustra al no poder concretar todo lo que surge dentro de mí…

– Si tuvieras que ligar tu obra a una corriente o a referentes actuales que alimenten tu trabajo, ¿cuáles serían?

Siempre me han conmovido los artistas y movimientos artísticos vinculados a la crítica socio política en todas las épocas… Desde un Bosco hasta nuestros días…
Se me dificulta pensar una obra sin un telón de fondo que convoque efectivamente a la reflexión acerca del mundo que habitamos…
No podría decir que mi obra es política, tal vez toda producción artística lo sea, pero si que intento al menos convocar a la reflexión al espectador…
Tal vez, mi raíz de artista orientada al grabado, me influenció, ya que muchos de los artistas grabadores de la historia han utilizado ese medio para la protesta y denuncia social…
Del Arte moderno podría incluir a los metafísicos, los surrealistas, los expresionistas alemanes y el arte conceptual como quienes han podido influir en mi pensamiento y modalidad de creación que es según me veo absolutamente ecléctica, no sabría como identificar mi obra, aunque, alguna vez un crítico me describió como post-dadá…
Entre los contemporáneos no puedo dejar de admirar como mujer y artista a Louise Bourgeois, maravillosa en toda su creación, contundente!.. un verdadero ejemplo a seguir…Christian Boltanski, Tapies,
En al actualidad William Kentridge, Kiki Smith, Roger Ballen me parecen muy interesantes e intensos… Sigo su obra y trayectoria
También grandes maestros argentinos como Antonio Berni, el arte argentino de la efervescencia de los años 60, Alberto Heredia, Greco, De la Vega, Kemble, Juan Carlos Romero , Graciela Sacco entre otros que seguro estoy olvidando…
Todos ellos impactan directa o indirectamente en mi sensibilidad a la hora de crear…

– Aquí y ahora (lo primero que se te ocurra)…

Una comida, bebida y/o un postre: pan con manteca
bebida: jugo de naranja…
postre: … hummmm difícil elegir uno solo… me gustan todos… pero podría ser crema catalana
Un aroma: Dulce, siempre dulce…
Un disco: Más que un disco una canción…  “Barquito de Papel”, de Joan Manuel Serrat
Un libro: “El arte de amar”, de Eric Fromm… Me asomó a la pubertad y adolescencia. Lo leí a escondidas de mis padres…
El mejor regalo: Los ramos de rosas color té que me regalaba mi marido y las canciones que me cantaba y que hoy extraño tanto…

– Otras disciplinas que desarrolles con comodidad y cuentas pendientes

Creo que tuve varias vidas y a lo largo de ellas desempeñe tantas actividades que algunas ya ni recuerdo.
Desde limpiar persianas con apenas cinco años por una moneda de 25 centavos, preparar alumnos para el ingreso al colegio secundario cuando apenas era una niña, hacer payasos de cotillon para vender, costurera, tejedora, pastelera, docente, esposa, madre, hija, hermana, amiga, administradora de empresas, joyera, productora agropecuaria , ejecutiva, comerciante, artista…
Hoy mis vidas pasadas se entretejen y puedo desarrollar con comodidad un nuevo capitulo vinculado a los objetos ajenos del pasado… darles una nueva oportunidad, intentar que sus historias se resignifiquen en un mundo donde lo virtual y lo efímero prevalecen, es todo un desafío para mí… Les doy a esos objetos un espacio donde conviven con el arte contemporáneo y se enlazan entre sí compartiendo una mezcla de orígenes, épocas, colores, texturas, lenguajes y lugares del mundo…
Mi lugar, es un espacio libre de fronteras y diferencias… me siento cómoda en ese sitio…

Cuentas pendientes , muchas y ninguna…
Cuentas pendientes…Creo que le dejo ese trabajo a mis hijos y a quienes me acompañen en este camino que seguramente saben mas que yo ¨que me debo y que les debo¨…
Tuve muchos sueños en mi vida y he sido una afortunada porque pude cumplirlos, hoy estoy en una etapa en la vivo el día a día…
El hacer diario me llevará seguramente a concretar aquellos sueños por venir…
Ya planté un árbol, tuve hijos solo falta escribir un libro… Ese es un sueño al que aspiro, aunque aún está muy verde es algo que me ocupa también en el presente…

Una compañía: Mis gatos, mis perros , mis flores, el sol , la luna, la lluvia, el frio , el calor… los hijos, la Vida, un buen chocolate y un buen amigo…
Un lugar en el mundo: La Cumbre.

– Comentanos un poco de tu trayectoria

El arte me impacta desde mi niñez… Retrataba a mi padre, copiaba dibujos y escenas de los libros… en la escuela me destacaba por mis copias del cuerpo humano…
Sin embargo, quedo relegado durante muchos años al ámbito del hobby…
Debía tener una carrera universitaria que me permitiera sustentarme económicamente, por lo que transite las aulas de la carrera de contador publico, hasta que me imaginé asfixiada adentro de un balance!… no era lo mío!… abandone la carrera y retome otra que parecía tener mayor apertura, me recibí de Lic. en Administración de Empresas… Trabaje muchos años en las áreas donde algo de creatividad había en juego, marketing, publicidad entre otras. Mientras tanto acudía a talleres de pintura, dibujo, escultura, cerámica… sabía que algún día mi vida iba a cambiar….
Llegó el día, renuncie a mis puestos de ejecutiva con traje sastre… Enloqueció!… pensaban colegas, amigos y hasta algunos familiares!… Dejar una carrera exitosa para dedicarse al arte!…
A los pocos días me había inscripto en la Lic. En Artes Visuales de la UMSA… estaba feliz… Fueron años en los que mi mente y cuerpo se despertaron y comenzaron a vibrar absorbiendo conocimientos, experiencias, materiales…
Inmediatamente arme mi taller y desde entonces no paro… El arte es mi vida…
Me especialice en Grabado.Tuve excelentes maestros que no solo me mostraron el mundo académico de las artes sino el espíritu que mueve a un artista!…
El grabado y el papel como soporte me inspiran, por lo que también fui sumando nuevos conocimientos vinculados como la restauración de papel y la encuadernación artística que me llevo al hermoso mundo del libro de artista y libro objeto…
He participado de concursos a nivel nacional e internacional, he obtenido algunos premios tanto en Argentina como en el extranjero.
Expuse en museos, galerías, centros culturales también en Argentina y el exterior.
Me desempeñe como docente en profesorados de arte y en mi casa taller.
Actualmente vivo y trabajo en La Cumbre, donde tengo mi casa Taller Las Grullas y mi espacio de Arte y Antigüedades La Gumersinda Antiques & Art.

– ¿Cómo es el paso del taller al museo y viceversa?

La institución museo ha sufrido cambios importantes en la ultima década, ha dejado de ser un espacio cerrado y sin vida… un depósito de la historia del arte…y de élites. Hay intentos valiosos por abrir sus puertas a la gente de a pie, a generar actividades que involucren a la comunidad…
Pero, hoy, además se están enfrentando a un desafío poco conocido, actualmente la mayor parte de la obra que contiene un museo tradicional es tangible… si bien ya existen museos en el mundo cuyo acervo es el cuidado de un patrimonio artístico virtual.
En las redes hay millones de obra intangible, incluso su valor a través de las cyber monedas como los Bitcoins son un desafío. La preservación y comercialización del arte se convierte en una tarea liquida, citando a Bauman…
Los Museos tienen una ardua tarea por delante… y nosotros los artistas también…

Mi obra ha tenido oportunidad de pasar del taller al museo y viceversa en concursos y exposiciones entre otros…
El sentimiento al ver la obra colgada en la pared del museo es ambiguo, por un lado el sentir que tu obra ahora es reconocida y homologada por una institución prestigiosa y por otro el sentir que la podrán ver, disfrutar,criticar solo pequeños grupos de un público adicto y nada más… Te invaden al mismo tiempo sensaciones de lleno y de vacío…
Una obra que cuelga en la pared de un museo la pueden ver miles de personas en el mejor de los casos, una obra en las redes sociales puede llegar a millones de seres en todo el planeta…
Hay un fuerte cambio de paradigmas socio culturales en los que estamos tan inmersos que aún no somos capaces de darnos cuenta del impacto de los mismos sobre nuestras vidas actuales y futuras.

– Podes anticipar algo de lo que estás trabajando ahora; fecha para una próxima muestra

Estoy trabajando en varios proyectos , siempre desarrollo varias lineas de pensamiento en paralelo… trabajo sin fechas predefinidas, recién me preocupo en buscar un espacio cuando considero que la obra esta lista para ser expuesta…
Entre las temáticas que me ocupan están el Ser Migrante… verse desde la mirada del otro como migrante… el sentimiento de la no pertenencia a los espacios que habitas…, la casa a cuestas…
Otra linea de producción que me ocupa y preocupa es el vinculo entre Infancia y Espacios … la infancia como etapa de ser Yecto en un mundo que no se elige… y que no siempre es el mas cuidado…
También trabajo en un proyecto de ¨La Cumbre pueblo de Paz¨ para el 21 de Septiembre, en el marco del Dia Internacional de la Paz.

– ¿Cuál es tu definición de Arte?

Pienso el Arte como la vida misma…
Todo a nuestro alrededor es Arte…
La más acabada expresión del arte es la naturaleza misma, nuestra creación y existencia…
A partir de allí, nosotros los Artistas somos apenas mínimos granos de arena en tamaño universo artístico…
Todos en alguna medida desplegamos expresiones artísticas a lo largo de nuestras vidas, somos creadores innatos…
La diferencia entre cualquier individuo no dedicado a las artes y quienes nos llamamos artistas es que nosotros lo hacemos a conciencia, nos expresamos sabiendo que lo que hacemos es Arte. Aprovechamos esa mayor conciencia y algunas habilidades manuales que hemos desarrollado a lo largo de nuestra vida para decir, para mostrar, nos mostramos, nos exponemos, nos atrevemos…

________________________________________________

María trabaja intensamente. Cada una de sus piezas tiene una dedicación exclusiva que la hace única. Su mirada femenina interpela al espectador. El cuidadoso relato de cada imagen imprime reflexiones múltiples en un plano sensible. Su actitud es contemporánea en el hacer, y sus obras son copia fiel de ello.

Chapeau

Jonás Perea Muñoz / Aquí y ahora – Ciclo de entrevistas / Noviembre 2019

0

Aquí y Ahora: MIGUEL ÁNGEL RODRIGUEZ

FAMILIA RODANTE

Por Jonás Perea Muñoz

Creo haberme cruzado con Miguel Ángel en los pasillos de la escuela artes. Luego compartimos clínica de arte con Eduardo Médici en la galería Sasha d, donde pude ver sus incursiones en formato GIF, que me resultaron innovadoras.

En 2018 organizamos una muestra en 220cc , desde el estudio AA arte & arquitectura, junto a Marta Rivero y Pablo Oshiro, lo convocamos y en aquella oportunidad deslumbró con una serie de juguetes en talla de maderas duras, con una fuerte impronta latinoamericana. Ya en 2019 volvemos a hablarlo para armar muestra en el ciclo CA Arte que organizamos junto al colegio de arquitectos de Villa Carlos paz, donde presentó una serie de casas y paisajes ambulantes en madera. Y por último, tuvimos el agrado de tenerlo como integrante del jurado del MUAJ 2019 en la sociedad española de Cosquín. Su actuación fué importante.

Es un gusto compartir con una personalidad muy formada en sus disciplinas y de una generosa predisposición.
He aquí, su entrevista

________________________________________________

– ¿Cómo es un día en tu taller? (detalles de la vida cotidiana).

Desde mis comienzos en la plástica, mis días fueron y son una combinación de actividades: la familia, la docencia, la arquitectura y, actualmente, la gestión en el cargo de Vicedecano, que ocupo en la Facultad de Artes.
Nombro a mi familia en primer lugar, a mi esposa Ivana y a mis hijos por el apoyo, el estímulo, y también porque todos están relacionados a la producción y al arte, en distintos campos. Con ellos tenemos un intercambio de criterios, de comentarios y de distintos puntos de vista.
En relación con todas estas tareas y profesiones que realizo, todas me apasionan, y me he formado en cada una realizando estudios específicos. En lo cotidiano, intento llevar una convivencia armónica entre ellas. Al principio me costaba integrar la arquitectura, la docencia y la producción plástica, y eso me generaba conflictos internos, pero, cuando pude relacionarlas, y abordarlas como complementarias, siento que me dieron una visión más amplia, que tengo más recursos, porque pude aplicar lo específico de una en las otras áreas.
Para mí es central, es esencial la actividad de producción plástica: proyectar, dibujar, trabajar con los materiales. Cuando realizo estas actividades, me siento vivo, me sumerjo en un mundo de ideales, de lucha por concretar ideas. Creo que éste es mi alimento espiritual.

Hombre Moderno I — Talla en madera, chapa batida y hierro forjado
medidas: 130 x 150 x 15 cm. (1988)

– ¿Cuándo trabajas?

Con respecto al trabajo, para mí existen distintas formas de entenderlo: yo estoy permanentemente pensando, hurgando, leyendo, mirando, relacionando esa tarea interna, del intelecto, que creo fundamental porque es la que nos permite cuestionar lo que hacemos, la que puede hacernos que nos desplacemos y, posiblemente, crezcamos. Otra tarea es la del trabajo físico y concreto de taller: la de poner el cuerpo a la obra, que también está atravesada y relacionada con lo intelectual; por eso dejo y preservo (con bastante esfuerzo) tres o cuatro mediodías por semana para trabajar exclusivamente en la plástica, y la tomo con la seriedad y dedicación de un trabajo profesional o de un obrero.
Siento que, cuando trabajo en función de una idea, con objetivos concretos, el trabajo tiene más sentido aunque no logre lo que me había propuesto.
Esta es una profesión muy particular en la que cada uno tiene una forma, una rutina y allí el tiempo y el espacio propio de trabajo, adquieren un valor fundamental.

– ¿Cuándo nace la obra?

Un trabajo, una producción creo que se construye como producto de un proceso de pensar y de trabajar. En lo personal, como receptor de transmisiones de los que me formaron, yo voy haciendo dos o tres obras al mismo tiempo, alterno la realización, y esto me da tiempo para madurar cada trabajo, de realizar ajustes o modificaciones que surgen a partir del proceso de elaboración. Muchas veces el resultado me sorprende porque las ideas toman otro rumbo distinto del que me había propuesto.
Cuando las obras están casi finalizadas, invito a colegas, a amigos, a mi esposa, a mis hijos a que vean mis trabajos, que me comenten y me realicen críticas. Esto lo tengo incorporado en el proceso de trabajo para tener otras miradas y a partir de esos diálogos, me replanteo o reafirmo conceptos.
Generalmente, después de todo este proceso, creo que doy por finalizada la obra.

– Si tuvieras que ligar tu obra a una corriente o a referentes actuales que alimenten tu trabajo, ¿cuáles serían?

Íntimamente, siento que mis trabajos están impregnados de lo que me afecta, de lo que me toca, de lo que me nutre en los distintos ámbitos del contexto cultural, social y del campo artístico de la región, del país y de Latinoamérica. Y por supuesto que sé que tengo influencias y que abrevo en muchos artistas, locales, nacionales e internacionales; pero, particularmente, yo no sabría decir un nombre.
Percibo que, en esta época, no existe una ligazón tan clara con un artista o con un movimiento, sino más bien con el espíritu de época.

– Aquí y ahora (lo primero que se te ocurra)…

Creo que, aunque uno produzca en soledad, no está solo, nos acompañan aquellos de los que aprendimos, nuestros referentes; los colegas con los que interactuamos, lo que nos marcó desde niños y, también el barrio, los compañeros de trabajo, los amigos y la familia.

“Juguete sudamericano” — Talla y ensamble en madera de quebracho colorado
medidas: 38 x 50 x 23 cm. (2003)

Una comida, bebida y/o un postre: La milanesa, en lo personal, y el asado familiar de los domingos.
Un aroma: Los aromas que emanan de la cocina y los sahumerios de Ivana.
Un disco: Vicentico y los piojos.
Un libro: Dos, Juan Salvador Gaviota y Gandhi

El mejor regalo: Mis hijos y mis nietos.
Otras disciplinas que desarrolles con comodidad y cuentas pendientes: La arquitectura, la realización de proyectos: me encanta hacer el proyecto, pensarlo y después ver cómo se concreta la obra. Lo pendiente para mí está en la plástica, en lo que voy a hacer, en concretar proyectos que vengo soñando.

Una compañía: Ivana, mi compañera, mi amiga, mi gran amor de toda la vida.
Un lugar en el mundo: La patria de mi infancia, la ciudad de La Rioja, la casa paterna con mis nueve hermanos.

– Coméntanos un poco de tu trayectoria

En relación con mi formación, alterné el estudio sistemático con la asistencia a talleres y otros ámbitos de formación que creía necesarios para mí; y, en cuanto a la producción, fue variada. El eje siempre fue la escultura y la tridimensión, pero trabajé y sigo trabajando en varias disciplinas.
Cuando estudiaba arquitectura, comencé a ir al taller de pintura de Silvia Germán, porque desde chico me gustaba dibujar, porque sentía que la arquitectura no cubría esa necesidad de expresión. Un hecho fue fundamental para mí: mi esposa, antes de casarnos, sabiendo cuánto me gustaba la pintura, me inscribió como alumno en la Escuela de Artes, sin que yo supiera y, sin pensarlo, comencé la carrera. Esa decisión se la voy a agradecer siempre.
En el cursado, descubrí un mundo de posibilidades con el grabado (con la xilografía, el gofrado y las técnicas mixtas) y la pintura, pero la escultura me apasionó y la elegí como la especialidad para cursar la Licenciatura.
Por ese entonces, ya trabajaba como maestro de plástica en una escuela primaria; necesitaba aprender y experimentar más sobre el dibujo, la escultura y comencé a ir al taller del profesor Carlos Peiteado, al que asistí dos años.
Al poco tiempo, me recibí de Arquitecto. En 1989 gané la beca del Fondo Nacional de las Artes en escultura. A partir de ese hecho y de lo que estaba realizando en esa época (trabajos en talla en madera y hierro forjado), asumí esta disciplina como profesión. Cuando terminé tercer año, dejé de cursar en la Escuela de Artes para dedicarme a la producción; comencé a ir al taller de pintura de Patricia Ávila y, al mismo tiempo, al taller de la calle Mendoza a hacer grabado y litografía con Boyo Quintana, Walter Páez, y Juan Longhini.
Después, integré el grupo “Los hijos de la vaca”, hicimos una clínica- taller de un año y terminamos con una gran muestra.
En 1995, Mora Flores, una gran escultora y gran persona, a quien recuerdo con mucho cariño, me incitó a que me presentara a una selección docente en la Escuela de Artes, y allí comencé la docencia en la universidad. Por esa época, comencé a ir al taller del profesor Mario Rosso, al que asistí dos años, a dibujar y a trabajar el mármol y la madera.
Tuve años de producciones variables, hasta el 2002, año en que terminé de construir nuestra casa y realicé un viaje familiar a Salvador de Bahía. Esos dos acontecimientos: el de tener un espacio propio y el de viajar, ver unas tallas extraordinarias en madera, fueron determinantes. Decidí abordar nuevamente la producción con más fuerza y continuidad. Comencé a enviar a salones; me presenté en convocatorias participe y realicé muestras en otras provincias, como Buenos Aires , La Rioja, Jujuy, y en el interior de Córdoba.

“El antiguo emisario del Rey de las mentiras” — Vaciado en bronce, policromado 
medidas: 56 x 24 x 21 cm.

En mi formación, considero muy importante el haber trabajado y recibido conocimientos y enseñanzas de Ramón Cañete, un restaurador y eximio tallador de todo lo que se refiera a madera, especialmente del Barroco americano. De él aprendí a conocer y a valorar las bondades cada madera, las técnicas de encolado, de acabados y de tallas, que venían desde la práctica y el conocimiento del trabajo.
En este nuevo período, comencé con unas tallas en madera con estructura totémica, vertical; luego incorporé el juguete como un canal de expresión y trabajo.
Trabajé alternando la talla en madera, que a partir de ese momento, se transformó en el eje de mis obras, con la resina, las técnicas mixtas, la cartapesta, el dibujo y la pintura con acrílicos.
Otro momento importante fue cuando me encargaron para La Rioja, en el marco del aniversario del bicentenario la realización de un monumento al Obispo Angelelli.
En el 2012, tuve un gran empuje cuando gané el Primer Premio del concurso Nacional Arnet a cielo abierto, y construí “Paisaje ambulante” en el parque de Las Tejas. Después vinieron exposiciones en distintas galerías, museos y la participación en ferias, salones nacionales y otros premios y distinciones.

“Paisaje ambulante”
Parque de las Tejas (2011)

Después, realicé dos clínicas anuales con Eduardo Medici y otras con AnaKe Asef y Andrés Lábaque.
En el 2015, comencé la Especialización en Procesos de Producción y Análisis en Arte Contemporáneo, que terminé en el 2018. Como producción final, de ese posgrado opté por realizar un trabajo digital de Gifs. Este estudio me permitió realizar un replanteo de mi obra y volver después a las esculturas y a los objetos de otra manera.

– ¿Cómo es el paso del taller al museo y viceversa?

Creo que sacar la obra del taller, en primer lugar, hace que uno la dé por terminada, y ponerla a consideración del público, de colegas y críticos que nos realizan comentarios, devoluciones y criticas, sumado a esa toma distancia permite una lectura más objetiva de lo que hizo. Es muy importante porque todo eso hace que se repiense la obra, lo que se está haciendo y cómo se va abordar de nuevo. Para mí es muy saludable mostrar la obra, sacarla del taller y presentarla en cualquier ámbito o espacio expositivo que sea.

– Podés anticipar algo de lo que estás trabajando ahora; fecha para una próxima muestra.

Actualmente, estoy emprendiendo en mi producción plástica varias líneas de trabajo en objetos, en dibujos y en intervenciones: por un lado, abordo de una manera sintética y contundente la forma; por otro lado, trabajo de una manera más caótica, más difusa, con límites menos claros, aludiendo a lo virtual y lo fragmentario. También estoy trabajando con proyectos colaborativos y grupales. Estas producciones y temas los entiendo como tópicos emergentes de conflictos sociales, culturales y políticos.

“100 puertas abiertas” — Obra colaborativa, en el marco del centenario
de la Reforma Universitaria UNC (2018)

Sinergia — Chapa de acero, acabado en esmalte sintético y patina oxidada
medidas: 1,48 x 1,70 x 1,40 m.

Me siento motivado por el desafío de continuar construyendo objetos, con un abordaje simbólico, con escasa narración y descripción. Trabajo a partir de la dupla síntesis-forma y la expresión del material, en construcciones, ensambles de maderas y de hierros, complementadas con texturas, policromía y pátinas. Me interesa y asumo la decisión de la realización de objetos materiales, en este mundo cada vez más virtual porque me interesa la interpelación a través de un objeto.
En la materialidad de la obra, veo una continuidad en distintos componentes formales de mis trabajos (el color, la textura, los materiales), pero, especialmente, hallo un hilo conductor en lo temático.
En este proceso, me siento, por momentos, con muchas dudas; y, en otros, con la certeza de que este desafío me hace transitar un camino que me exige, que me inquieta y ese desafío me incita a seguir trabajando. Siento el material como la vida; los colores y las texturas, como los sentimientos, y la materialidad, como una pulsión simbólica sobre cuestionamientos e interrogantes de acciones de la humanidad.
Con respecto a próximos compromisos, tengo pendiente una muestra en una galería local, me realizaron propuestas para participar en el Mercado de Arte y estoy preparando unos proyectos para realizar una muestra en un museo. Actualmente sigo realizando la muestra online en gifmar.net, “MESMEDADES NEBULOSAS”, de GIF geolocalizados en la ciudad de Córdoba

“Bemoles” — Talla y construcción en madera de quebracho blanco
medidas: 70 x 19 x 36 cm. (2018)

________________________________________________

Las esculturas de Miguel Ángel Rodríguez se convierten en objetos de deseo.
Cada una de sus piezas es singular, sin perder la idea de familia en la concepción completa de su obra.
Pareciera que tanto en la manufactura como en la en la elección de los materiales interviniese un proceso ritual.
El abordaje desde el juguete provoca una situación empática inmediata con su obra. Lleva un tiempo de introspección, separarse de aquella primera impresión inocente, para pasar a una instancia reflexiva de encontrar posibles lecturas ideológicas o críticas, que el Artista plantea, casi como un descubrimiento.
Chapeau

Vive en Barrio San Antonio, de la ciudad de Córdoba, donde tiene su taller y su estudio de arquitectura. Encontramos referencia suya en el Diccionario de Artistas Plásticos de Córdoba y en el blog artemarcba.blogspot.com. // Gif mar.net

Jonás Perea Muñoz / Aquí y ahora – Ciclo de entrevistas / Octubre 2019

0

Editorial: 33° FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE MAR DEL PLATA

REGISTRO CON ACUARELAS

Por Cuqui

Apertura del 33° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata
Mercedes Morán en el espacio de fotografía

 

Mar en un día nublado y con lloviznas

 

Antes de la función de “La huella de Tara”, de Georgina Barreiro

 

Julia Katherine en diálogo con el público luego de la proyección de “Lembro mais dos corvos”, de Gustavo Vinagre

 

Pierre Richard habla con el público después de la proyección de “Un perfecto desgraciado”

 

Espectadores a la espera de “Mandy”, de Panos Cosmatos

 

Maya Deren, Cortos 1943-1948

Antes y después de la proyección de “Roma”, de Alfonso Cuarón

________________________________________________