Osvaldo Monzo en Sasha D.

EL ARTE DE EVOCAR IMÁGENES FIGURATIVAS

El miércoles 16 de marzo de 2011 a las 19:30 hs; en Sasha D. espacio de arte, inaugura el artista plástico OSVALDO MONZO su exposición de pinturas. La muestra contará con obras de su reciente exposición en el Centro Cultural Recoleta y de su producción histórica desde los años ochenta.

Nacido en Argentina en 1950, Osvaldo Monzo, es figura paradigmática de la generación de artistas de los años 80 cuando, para el mundo del arte, la pintura significó la reivindicación de los géneros tradicionales frente al conceptualismo dominante. Era lo que se llamó «pintura-pintura». Una de las primeras manifestaciones de esa nueva generación artística, cuyo contexto histórico coincidía con la guerra de Malvinas (1982) y la vuelta de la democracia al país (1983), fue la exposición del «Grupo IIIII«, integrado por Monzo.

Formo parte de La Nueva Imagen de la Argentina y de la Transvanguardia Internacional. A mediados de la década, Monzo funda el Grupo Periferia, junto con Pablo Suárez y Alfredo Prior.

El conjunto de la obra de Monzo en ese periodo denota un dejo de romanticismo, sin dejar de señalar al mismo tiempo los hitos de una decadencia moral, mediante el enunciado visual de fragmentos iconográficos de gran capacidad sugestiva.

El trabajo de Monzo en la década de los 90 se encuentra signado por su tránsito hacia la abstracción, que en su caso destaca con una fuerte impronta orgánica, sin abandonar la invocación a los mismos símbolos míticos de su pintura figurativa.

Así, la pintura de Monzo se centra en el manejo de tres elementos propiamente pictóricos: la luz, el color y la textura, reinventando sus posibilidades combinatorias. Partiendo de una estructura elemental y estricta formada por las relaciones y tensiones que establecen las texturas entre sí, aparecen hendiduras y círculos lisos, rigurosamente dispuestos, que se erigen en centros de organización de todo el plano. En ese juego la textura deviene forma e imagen simultáneamente. Luego, la luz armoniza color y textura. Monzo utiliza la textura como variedad tonal.

El otro rasgo distintivo de la obra de Monzo es la utilización del espacio circundante, al que transforma en verdadero soporte de su obra. La narración está determinada por el conjunto espacio/obra.

A fines del año 2003, luego de obtener el Primer Premio del Certamen de Pintura Aerolíneas Argentinas, realiza su primera muestra antológica en el Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires.

En el Altiplano boliviano:
Entre los años 2004 al 2007, reside en la ciudad de La Paz, Bolivia, donde instala su estudio y toma contacto con artistas locales.
En el 2005 participa de la Bienal Internacional de la ciudad de La Paz (Bienal SIART), representando a la Argentina como invitado de honor. Realiza para esa ocasión un mural en vía pública de 15 x 5 metros titulado: “Un Mundo Maravilloso”.Impactado por la contundencia de los paisajes de la cordillera central y por el encuentro con las culturas Aymará y Quechua, aún hoy vivas y vigentes tanto en lo cultural como en lo social, inicia un relevamiento fotográfico del altiplano, de su paisaje rural y urbano, de su arquitectura, sus fiestas populares y sus mercados.
Realiza varios viajes a las ruinas de la ciudad de Tiahuanaku, al lago Titicaca,  a las ciudades bolivianas de Potosí y Oruro y al Cuzco y Machu Picchu en Perú. En esos viajes también toma contacto con el Arte Barroco Andino, representado en la arquitectura, las esculturas y pinturas religiosas.
A la serie de pinturas, esculturas y cerámicas realizadas durante este periodo, Monzo las titula “Un Bárbaro en el Altiplano”, citando la obra “Un bárbaro en Asia“ del poeta y pintor Belga (nacionalizado francés), Henri Michaux, escrita en los años 1930 y 31 como diario de ruta de sus viajes por India, China, Malasia y Japón. De la misma manera, la obra de Monzo de este momento constituye un registro visual de sus experiencias durante su periplo por Bolivia y Perú.“La Quimera del Oro”, otro título de sus series bolivianas, surge luego de su viaje a la mítica ciudad de Potosí y a su famoso Cerro, representado infinidad de veces en la pintura barroca en la imagen de su virgen patrona, la Virgen del Cerro, cuyo manto muestra las marcas de los socavones, agotado su oro por una voraz explotación colonial. Los círculos y los materiales utilizados en las obras de esta serie citan esa oquedad.El uso de títulos para sus series refiriendo a clásicos de nuestra cultura, constituye una constante de la obra de Monzo. Su serie “Canto de Sirenas” (Centro Cultural Borges, 2001) remite bien a la Odisea (la deriva y el naufragio en tanto metáfora de la posmodernidad), como a la utilización vulgar  de esta frase aludiendo a la mentira. La serie “Comedia del Arte” (Galería Art House, 1998)  describe, con un estilo mordaz y de ácida crítica,  el actual mercado del arte y sus condiciones de producción.Regresa a Buenos Aires y continúa trabajando en su estudio de Congreso.

La muestra, libre y gratuita, podrá ser visitada de lunes a domingo en el horario de 10 a 22hs.

Fecha: Miércoles 16 de marzo  — 19:30 hs.
Lugar: Sasha D. Espacio de Arte (entrepiso del Hiper Casa de Rodriguez del Busto – Fray Luis Beltran y M. Cardeñosa-)
Entrada Libre y Gratuita

Si te interesa este artículo, podés compartirlo:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Sobre admin