LUIS SOSA LUNA

CONVULSIONES DE LA REALIDAD

A partir del Viernes 29 de Junio, en la Galería de Arte del Colegio de Escribanos de la Provincia de Córdoba tendrá lugar la muestra “Sosa Luna y la intensidad de su obra”. La misma se desarrolla en el marco del Ciclo “Reminiscencia”, que viene desarrollando su directora Miriam Brussa, y que tiene como objetivo poner de manifiesto la importancia creadora viva en la historia de los artistas cordobeses.

La muestra propone poner en valor la plausible obra de Luis Sosa Luna en base a la exhibición de una serie de dibujos donde se puede apreciar una producción con carácter figurativo con un sesgo de expresionismo, en escenas de interior con personajes expectantes que transmiten intensidad en la tensión y el dramatismo.

El capítulo del dibujo en Sosa Luna

Tal vez nada haya sido fácil en la vida de Luis Sosa Luna, pero también es cierto que su sensibilidad –ante todo humana, natural, aunque incentivada por la del artista- lo llamó a representaciones abordadas desde el drama, como una manera indelegable de trasmitir la tragedia de cada día, la que nos tiene por protagonistas, ya al amparo de la excusa de la ingenuidad o a partir del culto a la hipocresía.

Las murallas físicas del cuerpo noble de Sosa Luna, aunque fortalecidas por el esfuerzo de aquel mandato que nos hace transpirar la epidermis de nuestras frentes, parecen agrietarse o mejor hendirse, respondiendo a la hecatombe de explosiones interiores, expresándose en gestualidades que sólo el dibujo es capaz de manifestar de manera contundente, negro sobre blanco, simplísimo juego cromático para clamar por la verdad.

Es raro que Sosa Luna le pusiera título a sus dibujos. Es posible que por la emoción exasperada que brotaba de su bronca interna, que exterioriza con los ojos bien abiertos y el alma bien desnuda; pero, también es imaginable que delegara al observador esa tarea, ante la evidencia de lo que se proponía sugerir, ante la convicción de que todo era así, fácil de advertir en espíritus de juicio y equilibrio.

La tortura del hombre por el hecho de convivir, librado a sí mismo en el principado de la creación, lo conmueve, lo enardece, queriendo dar formas etéreas a las rasgaduras que la tinta marca sobre el papel, pero tropezando a cada instante con las convulsiones de la realidad.

El propio artista habló en algún momento de los fantasmas de su pensamiento, esos seres que le revoloteaban en forma obsesiva, esas entelequias que se acercaban a los perfiles humanos, deformes, incompletos, egoístas, insensibles; pero, que eran, al mismo tiempo, el recurso de protesta de un Sosa Luna acorralado por la hondura de sus sensibilidades.

Dr. Carlos Ighina

+ acerca de Luis Sosa Luna:
Cruz del Eje 1932 – Córdoba 2005. Cursó sus estudios en la Esc. Provincial de Bellas Artes Dr. José Figueroa Alcorta y en la Esc. de Artes de la Universidad Nacional de Córdoba, sin llegar a concluir su formación académica. Fueron sus maestros Cárrega Núñez, Budini, Valassa, Farina, Lo Celso, entre otros.
Se desempeñó en distintas disciplinas como dibujante, pintor, proyectista de Arte y Diseño Publicitario, escenógrafo teatral y de T.V. en el ámbito provincial, nacional e internacional.
Abordó entre otros lenguajes la pintura latinoamericana junto a sus colegas y amigos Armando Molina Rosa, Manuel Reyna y Martínez Reádigos.
La Obra que exhibimos es una serie de dibujos donde se puede apreciar una producción con carácter figurativo con un sesgo de expresionismo. Una constante que aborda son escenas de interior con personajes expectantes que transmiten intensidad en la tensión y el dramatismo.
Recibió numerosos premios y distinciones. Sus obras se encuentran en colecciones públicas y privadas, locales nacionales y extranjeras.

Inauguración: Viernes 29 de Junio
Clausura: Jueves 26 de Julio
Horarios: Lunes a Viernes de 10 a 16 hs.
Lugar: Galería de Arte del Colegio de Escribanos (Obispo Trejo 104)
Entrada Libre y Gratuita

Si te interesa este artículo, podés compartirlo:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Sobre admin