NUBAR DOULGERIAN

NUBAR, EL GRAN TRADUCTOR

Este Viernes 10 de Agosto, a las 19 hs. Maru Becerra inaugura en Vía Margutta la exposición “Nubar, el gran traductor”, de artista Nubar Doulgerian, conformada con obras realizadas en el periodo 2013 -2018.

Nubar es un pintor con una capacidad técnica sin par entre los artistas de su generación. Sus pinturas son reproducciones miméticas de objetos ya existentes en la realidad lo que, a primera vista, lo acerca a ciertas estrategias del Pop. Sin embargo, sus pinturas sólo llaman la atención como pinturas en tanto y en cuanto están hechas de pigmentos para luego ser colgadas en la pared en un formato que resiste la identificación con el tradicional rectángulo del cuadro burgués ya que sus bordes están imperfectamente. Esta inclusión de la imperfección del objeto a través del bricolage rompe la ilusión originalmente propuesta y transforma a la pintura en un espejo de otro
tipo de paradojas inherentes a ese objeto elegido como ready made.

Las porcelanas Meissen son el resultado de los intentos europeos de reemplazar con producción local las porcelanas de China y Japón importadas desde el siglo XVII por la Compañía Holandesa de las Indias Orientales que habían sido símbolos de riqueza y buen gusto desde entonces. Un dato poco conocido es que, en Alemania, la producción de porcelana estuvo vinculada a la alquimia y más específicamente a los experimentos de Johann Friedrich Böttger, quien a principios del siglo XVIII, aseguró tener la fórmula para convertir materiales sin valor en oro para cuya tarea el Elector de Sajonia, Federico Augusto I ‘El Fuerte’ decidió patrocinarlo y albergarlo en su palacio. Fue allí donde conoció a Ehrenfried Walther von Tschirnhaus, quien lo invitó a sumarse a los experimentos de fabricación de cristal para crear porcelana. En menos de una semana lo logró y en 1709, Augusto el Fuerte estableció la primera manufactura de Meissen.

Hay algo alquímico en la ilusión generada por Nubar con su casi inigualable capacidad de mimesis que transforma objetos de la realidad cotidiana en objetos superiores a ser admirados en el contexto del arte. Pero los objetos que elige Nubar contienen, en sí mismos, un tipo análogo pero invertido de transformación ya que con muy pocas excepciones, esas porcelanas tienen su origen en la pintura y más concretamente en las Fiestas Campestres de Watteau transformadas en Meissen en objetos en los que se mezcla el erotismo con la gastronomía ya que su composición es también reminiscente de las tortas de mazapán servidas en la corte. Desde este punto de vista,
hay en Nubar una estrategia reparatoria al devolver esas figuras a su estado pictórico y Rococó. Un dato al margen es que si no todos, gran parte de estos objetos fueron heredados por el artista y él, sabiendo que podía reproducirlos y mejorarlos, decidió rechazarlos y donarlos a un pariente más necesitado de ellos. El camino de las figuras de sus cuadros/objetos parece haber sido el de la pintura devida en porcelana para luego ser devuelta al estado pictórico. Ese cambio de estados, visto desde el lugar de la herencia, es reminiscente al camino del inmigrante cuya identidad sufre diferentes tipos de transformación. Esto me lleva a preguntarme si el tema principal de la obra de Nubar es la traducción.

La estrategia conceptual de Nubar es la de usar su capacidad para la mimesis para espejar una serie de transformaciones o ‘traducciones’ que no sólo contemplan lo alto sino también lo bajo. Su representación de los objetos Meissen como ‘alta pintura’ es, al mismo tiempo, devaluada recortando sus bordes como si fuera lo que es… madera. El circuito ‘hacia arriba’ de la alquimia que hizo posible la porcelana Meissen va en el sentido descendente, en tanto objeto consumible, primero como arte, luego como artesanía, luego como objeto erótico y finalmente como torta de mazapán. Son estas transformaciones ascendentes y descendentes las que la obra de Nubar refleja colocándose él como un tipo de traductor que sabe cuando es necesario engañar a las partes para que la comunicación fluya.

Texto: Rodrigo Cañete

Inauguración: jueves 9 de abril  ::  19 hs.
Clausura: 
sin información
Lugar:
 Galería de Arte Vía Margutta (Sucre 180)
Entrada Libre y Gratuita

Si te interesa este artículo, podés compartirlo:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Sobre admin