Curaduría: “EL FINAL DE LAS NUBES”

OTRAS PINTURAS

Por Humberto Sosa

– Sobre la muestra  “El fin de las nubes”, de Ramiro Vázquez –

Peligro y poética. Dos términos con asociación conflictiva, se vuelven una realidad en la práctica de la pintura. Sin olvidar que se trata de una tarea que ha sido cuestionada y sentenciada varias veces de muerte, Vázquez reconoce en ella capacidades expresivas únicas e insustituibles que en su caso, nacen de su experiencia vital.
Su interés por el arte oriental, sus días habitando un frío bosque canadiense o su oficio de tatuador, revelan indicios de un secreto placer que tiene su motor en la voluntad plástica del artista.

Todo esto configura sus cuadros y brinda una representación de un aspecto de su realidad y sus memorias; allí la sensualidad entra en tensión con los conflictos plásticos que plantea el ser pintor.

Ahora, cuando este pintor, por medio de otra poética, comienza a cuestionar su zona de confort, es el momento en que comienza a transitar por el peligro. La percepción que comienza a tener de si mismo implica un desafío. Al asumir una identidad plástica, transita esa zona de riesgo.

Total Interferencia

En “El final de las nubes”, al contrario de los procedimientos conceptuales actuales, Vázquez perfora contra el muro de sus propios clichés. El artista desencaja su ego y propone salir de su universo.
A modo de un dictamen del I Ching y armados de estrategias extrapictóricas, artista y curador han elegido piezas ocultas y remixado ideas en una desafiante mirada
de la propia obra a la caza de joyas ocultas.
Los desplazamientos de los ejes perturban la percepción y el deseo por intervenir en una superficie, se detiene.
Esto consigue que esta pintura no sea exactamente un paisaje (aunque maneje ciertos elementos formales del paisajismo) y, simultáneamente, sugiera una narrativa que nunca termina de ser mostrada al espectador. La vida existe pero se genera en un contexto de total artificialidad en un viaje al mas acá.

Vázquez se sitúa con claridad en los debates del arte contemporáneo. Allí el artista ubica su voz planteando que hay cosas que se pueden decir pintando.
Y no de otro modo.
Esta vez se agrega: hay cosas que se dicen de otro modo, pero no pintando.
Vázquez pinta por el placer de pintar, pero no pinta cualquier motivo.
En sus palabras: pinto porque lo necesito, porque no podría hacer otra cosa.

________________________________________________

Artistas: Ramiro Vázquez
Curaduría: 
Humberto Sosa
Titulo:
 “El final de las nubes”
Clausura: Julio 2019
Lugar: Bitácora de Vuelo / Espacio de Arte  (Hotel Howard Johnson La Cañada – Figueroa Alcorta 20)

Si te interesa este artículo, podés compartirlo:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Sobre admin