MUSEO EMILIO CARAFFA

LOS MUSEOS REABREN SUS PUERTAS AL PÚBLICO

Después de 1 año sin abrir sus puertas, este Sábado 27 de Febrero a las 10 hs., el Museo Emilio Caraffa abre nuevamente sus puertas al público en de martes a domingo en el horario de 11 a 19 hs. con seis muestras que distribuyen en sus nueve salas. De esta manera, el espacio cultural inicia su temporada de exposiciones tras doce meses en el cuál los museos debieron permanecer cerrados al público como medida de prevención sanitaria ante la actual pandemia del COVID-19.

Por protocolo las entradas para visitar los museos se podrán adquirir únicamente de manera digital a través del sitio autoentrada.com. Para ingresar al museo se debe presentar, de manera digital o impreso, el código QR que entrega la plataforma. Los códigos tendrán asignado un horario para la visita. Una vez en el museo y previo a la vista al espacio, se llenará una declaración jurada, se tomará la temperatura y se sanitizarán con alcohol antes del ingreso. En todos los casos los visitantes deberán utilizar barbijo y respetar el distanciamiento.

Propuestas expositivas

En la Sala 1 se exhibe la muestra colectiva “Umbral” de la que participan Milu Correch, Sebastián Daels (Tatu), Florencia Durán (Fitz), Franco Fasoli, Martín Florio (Mart Aire), Julián Manzelli (Chu) y Paula Tikay, con la curaduría de Lucas Marín. Los artistas presentados son parte del concepto Sullair Cultura con el que se plasmaron, desde 2012, más de 25 murales realizados por 35 artistas en el barrio de Barracas, Ciudad de Buenos Aires. Los artistas involucrados en esta exposición son creadores visuales vinculados al arte público, es decir, que sus trabajos se expanden fuera de las coordenadas del museo para entablar otro tipo de relación con el espectador. Las propuestas se presentan como disruptoras de una linealidad convencional abriéndose paso a una multitud de sentidos y referencias desde lo público y político a lo íntimo y poético. En el complejo contexto del arte latinoamericano la tradición del mural o arte público abarca innumerables situaciones que definen y sustentan las huellas de lo singular.

En tanto, en la Sala 2 se puede apreciar “Resonancias de una Variación” la muestra de pinturas de Osvaldo Monzo (Buenos Aires, 1950), representante de la generación de los ’80 en Argentina, que formó parte del movimiento de la Transvanguardia Internacional (Nueva Imagen en Argentina), que reivindicaba los géneros pictóricos tradicionales frente al conceptualismo dominante de la época. Fue cofundador del Grupo Periferia, que integró junto a los artistas Pablo Suárez y Alfredo Prior. En la década de los ‘90 su trabajo transita hacia la abstracción, centrándose en tres elementos propiamente pictóricos: la luz, el color y la textura. Desde entonces las pinturas de Monzo, su recorrido en el tiempo pero también su sentido del espacio y las formas, son un procedimiento dialéctico entre la figuración y la abstracción, un repertorio que presenta diferentes épocas y desarrollos estéticos.

En la Sala 3 se exhibe “El devenir de la forma” una importante selección de obras de Lucía Pacenza (Buenos Aires, 1940) con curaduría de María José Herrera. La destacada escultora, autora del Monumento al IV Centenario de la Segunda Fundación de Buenos Aires; del Monumento al Bandoneón y de otras obras emplazadas en espacios públicos, ha elaborado a lo largo de los años una obra de características singulares, que evidencian su placer en el tratamiento material. Alumna de Emilio Pettoruti (entre 1960 y 1964) y de Leo Vinci (entre 1965 y 1970), Pacenza ha sabido capitalizar algunos de los más profundos valores plásticos cultivados por estos artistas. En estas esculturas y relieves delicadamente tallados en mármol de Carrara, Pacenza explora paisajes urbanos y naturales argentinos que le resultan significativos, tomando ciertos aspectos de sus formas y ritmos, como elemento dúctil para una reflexión acaso antropológica. Su obra en conjunto, a medio camino entre la representación figurativa y la síntesis abstracta, escenifica, sugerentemente, la puja entre la naturaleza que se impone con su aparente desmesura y las construcciones que nos hacemos con voluntad de dominio, con un afán tan desbordante como el que percibimos en lo salvaje.

Mientras que en las Salas 5, 6 y 7 se puede visitar la muestra “Desde la Universidad al Museo”, colección de la Fundación Universidad Siglo 21, que cuenta con la curaduría de Tomás Ezequiel Bondone: imágenes que son parte del paisaje cotidiano de las diferentes sedes que la casa de altos estudios tiene en el territorio nacional. Según Bondone, el acervo constituido mayormente por piezas de artistas regionales contemporáneos, da cuenta de los valores sobre los cuales se cimienta dicha institución universitaria, tales como la diversidad, la pluralidad y la inclusión. La muestra se articula en torno a cuatro módulos titulados: Desde las escenas, Desde las representaciones, Desde los papeles y Desde las abstracciones. El espectador podrá apreciar las singularidades de cada obra y comprender que las mismas adquieren distinto significado en función del espacio que ocupen en relación a otras. Esta muestra persigue el objetivo de ofrecer, también, un espacio reflexivo sobre las implicancias simbólicas y de mercado, que toda obra adquiere al formar parte de una colección y, a la inversa, el perfil que determinada colección tiene en función de las piezas que la conforman.

En la Sala 8 se presenta “Ensueño” la muestra de dibujos de Cecilia Candia (Villa del Rosario, 1981), curada por Rubén Menas. Candia es una verdadera exploradora de los objetos que decide representar. Con ineludible afección los colecciona, los observa, los interpreta, los pasa por el tamiz de su sensibilidad y los devuelve al papel, plasmados como pequeños seres animados. Con una lógica heredera de los años noventa del siglo pasado, construye su obra a partir de pequeños fragmentos que, reiterados y yuxtapuestos dan lugar a una narración imposible.
El pequeño formato en el cual se desarrollan estas criaturas, con texturas visuales y planimetrías propias del diseño gráfico le permiten, sin embargo, construir grandes superficies en las que el ritmo juega un importante papel organizador. La muestra recupera obras de los últimos años y las hace convivir con creaciones inéditas -dibujos, estampas y calcomanías- que, como aquellas, son aparentemente protagonizadas por una exuberante vegetación inventada.

Finalmente, en la Sala 9 se expone “Instante santo” la muestra de dibujos de Sofía Rosset (Córdoba, 1981) con curaduría de Gabriela Barrionuevo. Las obras poseen las singularidades propias de un trabajo intenso, barroco y volcánico. Sus fuentes y raíces, desde donde viene y hacia dónde van sus imágenes, indican vínculos interdisciplinarios dentro del campo de las artes visuales, desde la cerámica a la pintura, entre el bordado y la ilustración o en la instalación fundada en dibujos y objetos. Sin embargo, existe un componente poderoso, el artilugio literario donde los mundos narrativos despiertan figuras arquetípicas y míticas. Ese universo, emplazado en los límites de la infancia, se despliega sin dificultad en la geografía de lo fantástico, proponiendo un catálogo de insistencias gráficas a la memoria repetitiva de símbolos ficcionales.

Inauguración: Sábado 27 de Febrero  ::  10 hs.
Clausura: sin información
Horarios: de martes a domingos y feriados :: de 10 a 19 hs.
Lugar: Museo de Bellas Artes Emilio Caraffa (Av. Poeta Lugones 411)
Valor de las Entradas: $ 250 entrada general | $ 450 entrada combinada a 3 museos | Miércoles s/cargo  | $ 750 grupo familiar (hasta 6 integrantes)  |  Menores de 16 años sin cargo  (Sistema Autoentrada.com)

Si te interesa este artículo, podés compartirlo:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Sobre admin